La Tinta no se seco

Palabras desde Jerusalem del Rabino Uri Ayalon.

 Un blog que se publica antes de que la tinta se seco.

Rabino Uri Ayalon

El Rabino Uri Ayalon en el MIfal -centro cultural en Jerusalem
Rabino Uri Ayalon

Apertura


Una grieta en la pared 

21/1/2024

En los momentos de desafío, cuando el panorama parece envuelto en sombras y la oscuridad amenaza con apoderarse de todo, es cuando surge la verdadera magia de comenzar algo nuevo. Como si en medio de la tormenta encontráramos una grieta en la pared, una apertura que permite que la luz penetre sin pedir permiso a nadie. Esa luz que dice con fuerza: “Estoy aquí”.

Es en esos instantes que claman por ser expresados, por ser plasmados en palabras que fluyan como tinta sobre la hoja. Es el momento de poner el corazón sobre la mesa, de respirar profundo y observar cómo todo empieza a tomar forma.

Han pasado más de tres meses desde ese sábado que marcó el Simjat Tora, el 7 de octubre, también conocido como el “Sábado negro”. Cada uno elige el nombre que mejor se ajusta, aquel que puede darle identidad a un momento que parece carecer de nombre. Todo ha cambiado, incluso para aquellos que sostienen que no lo ha hecho y desean aferrarse a la aparente normalidad del 6 de octubre. En el fondo, saben que algo ha cambiado en Israel; el país es diferente.

En este viaje, he descubierto numerosas grietas en la pared, algunas que dejan entrar la oscuridad y otras que permiten el paso de la luz. Ambos elementos se entrelazan y bailan en un juego imposible, dando lugar a una nueva forma de vida.

Esta narración es una invitación, una apertura que espero les permita caminar conmigo en este paseo. Les llevaré a explorar el momento, el lugar, el evento y los pensamientos que han surgido en medio de este cambio. Será un viaje donde la oscuridad y la luz se entremezclan, pero juntas forman una historia única llena de emociones y transformació

 

Palabras desde Jerusalem del Rabino Uri Ayalon  ©2024

Momentos  


La Nieve no llego a Jerusalem

1/2/2024

Cuando existe la posibilidad de que caiga nieve en Jerusalem, la ciudad inicia sus preparativos. Estos días no son como cualquier otro, ya que la nieve adquiere prioridad. Desde que comenzaron las noticias hace una semana sobre la llegada de una ola de frío, la gente ha ingresado masivamente al sitio web de pronóstico “Yerushamaim”, el cual es seguido por todos los residentes de Jerusalem.

Así es, nuestro sitio web privado, algo que puede despertar envidia en algunos o indiferencia en otros. Él nunca escribirá que va a nevar hasta estar completamente seguro, y esta vez no lo hizo. La nieve no llegó a Jerusalem. Con la ausencia de nieve, tampoco llegaron los secuestrados. Y mientras los habitantes de Jerusalem esperan, toda Israel, la comunidad judía mundial y muchas personas en el mundo comparten esa espera. Todos anhelan su regreso.

Cuando ya es seguro que la nieve no llegará, cada uno vuelve a sus ocupaciones cotidianas. Sin embargo, los secuestrados no son comparables a la nieve en Jerusalem, y no se debe permitir que un solo segundo pase sin mencionarlos. Su regreso será como el momento en el que Yerushamaim declara la rendición y anuncia la llegada de la nieve, trayendo una alegría inexplicable a los corazones de todos los residentes.

Pensando  


Las Nubes tapan el futuro

18/2/2024

Cuando me siento a escribir, reflexiono sobre si mis palabras deben teñirse de optimismo, siempre impregnadas de una luz que brinde esperanza a quienes las leen. Así es como siempre lo abordo, dejando una rendija en el muro para que penetre la luz. Pero ¿qué ocurre cuando abro la grieta y en lugar del sol asoman las nubes?

Las nubes, en su esencia, son heraldos de bien, portadoras de lluvia que engendra vida. A veces, sin embargo, eclipsan al sol. Llevamos cuatro meses inmersos en la guerra, un parque de emociones en luna creciente, donde las conversaciones giran incesantemente en torno al dolor, los abrazos de evacuados y los soldados caídos, de secuestrados. Siempre avistando un futuro auspicioso. Lo hallo en la sociedad israelí, que se revela como algo increíble, lo descubro en el mundo judío que se siente más unido que nunca, pero aún así, las nubes persisten en ocultar el sol.

Existen momentos que nadie desea abordar respecto al porvenir, sobre lo que sucederá en este rincón después de que la guerra llegue a su fin. Más aún, los extremistas ansían arrastrarnos por el camino hacia el infierno con sus visiones mesiánicas, quimeras desconectadas de la realidad. Es el instante de buscar esos destellos celestiales que a veces asoman entre las nubes.

No es tarea fácil, una realidad complicada que nos exige ser creativos y, sobre todo, reconocer que el siete de octubre marcó el inicio de un nuevo juego. El pueblo judío, a lo largo de su historia, ha experimentado momentos difíciles, momentos alegres, momentos aparentemente insuperables. Siempre ha encontrado el camino para avanzar. Las decisiones deben ser tomadas por un país que ansía ser parte del mundo occidental, que desea seguir su curso.

Nada es sencillo. Nada es sencillo.

No puedo concluir estas palabras de esta manera, sin encender alguna luz conjunta. Al final, estamos aquí para legar un mejor lugar a la próxima generación. Así será.

 

Palabras desde Jerusalem del Rabino Uri Ayalon  ©2024

 

 

 

Shalom

Bienvenidos!

El Newsletter

Recibir informacion a tu mail una vez al mes!

Por favor, confirmen su inscripción en el correo que recibirán después de enviar aquí.

No te pierdas las enseñanzas del Rabino Uri Ayalon. Suscríbete al newsletter para recibir reflexiones, información sobre clases, cursos, conferencias, enlaces para la parashá y más.

¡No enviamos spam! Lee nuestra [enlace]política de privacidad[/enlace] para obtener más información.